Quienes somos

Mi nombre es Paulina Fernández Pino, Henna Artist desde el 2017. Creadora del proyecto Flor de Lilith Henna,

Primera chilena y segunda en Sudamérica en obtener la Certificación Internacional de la ICNHA para artistas de henna natural.

Profesora de Lenguaje y comunicación de profesión, madre emprendedora y autodidacta, dedico hoy en día mi tiempo completo al arte de la henna, tanto al estudio, como a la formación de nuevas profesionales en esta área.

Mis seres cercanos son los que componen este proyecto familiar. La elaboración de productos es de forma orgánica y casera, en donde nos preocupamos de que tanto los procesos como insumos sean de excelente calidad, ponemos toda nuestra pasión y dedicación en ello.

Ven a compartir esta hermosa experiencia, te va a encantar ¡

“La henna hace puros y buenos los actos de las manos y allana la senda que siguen los pies”

Las Mil y Una Noches

Arte en Henna

Desde el comienzo de la humanidad y de forma muy diversa según las diversas culturas; el ser humano a decorado su cuerpo con fines estéticos, sexuales, espirituales, identificatorios, rituales o iniciáticos. Dependiendo de la técnica empleada esto puede ser temporal o permanente.

La aplicación de henna en la piel como tinte temporal es una práctica habitual bien reconocida en la población islámica e hindú, pero con la globalización, este arte corporal se ha hecho cada vez más recurrente en países de occidente como el nuestro, por su atractivo estético.

En India se utiliza al igual que en los países árabes, no sólo para dar fuerza, color y brillo al cabello, sino para realizar fantásticos tatuajes de intrincados diseños que sólo duran unos días en la piel, haciendo de las personas obras de arte en movimiento.

Su carácter efímero hace que los tatuajes puedan ser cambiados cada poco tiempo ajustando sus diseños a diversos acontecimientos y modas. En todo oriente es parte indispensable de fiestas y ceremonias, su uso es un rito de belleza, es la celebración de la vida y la alegría.

En este sentido los tatuajes son tan antiguos como la humanidad, de carácter ritual, étnicos, religiosos, de pertenencia a una tribu o clan.